Miércoles, 15 de Junio de 2011 18:47

Libros de la Asociación

Dentro de nuestro objetivo de divulgación del la Historia y el Arte Altomedievales en España, hemos comenzado a publicar los primeros libros dedicados a ese periodo. Se trata de libros escritos por los socios de nuestra Asociación y que, por el momento, se comercializan directamente, aunque también se pueden adquirir en librerías como Arteguías (Madrid), Pórtico Librerías (Zaragoza), Librería Alcaraván (Urueña, Valladolid), El Espolón, (Burgos) o el Museo del libro Fadrique de Basilea, también en Burgos.

Las personas que deseen adquirir alguno de ellos directamente en nuestra Asociación deben ingresar la cantidad correspondiente a nombre de la Asociación de Amigos del Arte Altomedieval Español en el Banco de Sabadell, c/c: 0081-5276-19-0001046807 y comunicarnos la dirección a la que debemos enviar el libro mediante un correo a  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , o llamando al teléfono 91 504 00 74.

Pulsando sobre la imagen de los libros se accede a una información más completa.


Tesoros del Arte Altomedieval (I)

El Arte APulsar para ver el libroltomedieval Español nos ha dejado un conjunto único de monumentos distribuidos por toda la Península Ibérica, todos ellos de características muy especiales ya que se trata de un periodo en el que se desarrolló en España una cultura autóctona, no común con la del resto de la Europa occidental, durante los seis siglos que van desde el V al XI es decir, entre una cultura europea de conquista - la romana - y una cultura europea de fusión - la románica.

Debido a que en las grandes ciudades han desaparecido la mayor parte de las huellas de ese periodo, destruidos en algunos casos por los árabes y en otros por los propios estamentos cristianos al sustituir las antiguas construcciones por nuevos edificios románicos ò góticos, en general se trata de pequeñas iglesias rurales, situadas en zonas aisladas, en algunos casos en entornos muy especiales, y siempre con un atractivo muy especial.

Durante años, nuestro socio fundador Carlos García-Diego, que es también nuestro “artista de cabecera” ha ido aportando su visión sobre el Arte Altomedieval en dibujos a pluma de los monumentos más importantes del periodo, que hemos ido incluyendo en nuestro portal www.turismo-prerromanico.es y ahora en su nueva versión www.turismo-prerromanico.com, desarrollada gracias a la ayuda del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Este libro es primer tomo de “Tesoros del Arte Altomedieval”, que incluye veinte de estos dibujos, así como una descripción de cada monumento.

Debido el interés que pueden despertar estos dibujos originales, presentamos este libro en una carpeta, acompañado de cuatro de sus imágenes en litografías de alta calidad

  • Título: Tesoros del Arte Altomedieval (I)
  • Autores: Asociación de Amigos del Arte Altomedieval Español
  • ISBN: 978-84-939438-8-2/li>
  • Edita: Asociación de Amigos del Arte Altomedieval Español
  • Páginas: 50 más 4 láminas de alta calidad.
  • Precio: 20€, Gastos de envío: 4€.
  • Precio especial para nuestros socios: 15€.

 


La Miniatura Altomedieval Española

Códigos de Leyes, Actas de CoPulsar para ver el libroncilios, Libros de Historia, Vidas de Santos, Comentarios al Apocalipsis, Biblias,… e incluso la primera enciclopedia conocida –las Etimologías de San Isidoro-, todos ellos escritos en la Hispania Visigoda de los siglos VI y VII, así como la fundamental obra de Beato de Liébana en el VIII, fueron la base textual de los maravillosos códices miniados creados a partir del siglo X en los territorios reconquistados por los reinos cristianos, dentro de uno de los movimientos artísticos más interesantes y menos conocidos de nuestra historia.

Fue en 1924, en pleno apogeo del cubismo, cuando la Sociedad de Amigos del Arte organizó en Madrid una exposición sobre la miniatura hispana en la Alta Edad Media que, después de varios siglos de olvido total, sacó a la luz un conjunto de manuscritos iluminados que se pueden considerar como un antecedente directo de gran parte de las inquietudes de los artistas de principios del siglo XX.

La Asociación de Amigos del Arte Altomedieval Español, dentro de su objetivo de dar a conocer la Historia y la Cultura de esa época, ofrece en este libro un compendio de la literatura visigoda y de la miniatura de los primeros siglos de la Reconquista, haciendo un completo recorrido por los principales manuscritos altomedievales, con una amplia información gráfica que permite estudiar su desarrollo, así como las características y las aportaciones de cada maestro iluminador.

Incluye más de 180 láminas de alta calidad, gran parte de página completa, y secciones dedicadas a la organización de los escritorios, la confección de manuscritos, los tipos de letra, Beato de Liébana y los "Beatos", descripción de los principales escritorios y artistas, un diagrama por fechas de obras literarias y códices miniados conservados, así como la descripción de la mayoría de ellos y el análisis de 30 de los manuscritos de mayor interés.

Entre ellos encontramos Biblias, Códices Históricos y Diplomáticos, Antifonarios y, como el grupo más significativo y diferenciador, numerosas de copias del Comentario al Apocalipsis de Beato de Liébana (Beatos) que, formando el conjunto más importante que se conoce de manuscritos medievales iluminados, permiten conocer el desarrollo de la miniatura en España entre los siglos X y XIII.

  • Título: La Miniatura Altomedieval Española
  • Autores: Pablo García-Diego y Diego Alonso
  • ISBN: 978-84-935841
  • Edita: Asociación de Amigos del Arte Altomedieval Español
  • Páginas: 216.
  • Precio: Tapa blanda: 39€, Tapa dura con sobrecubierta: 64€. Gastos de envío: 7€.
  • Plazo de entrega: Tapa blanda: inmediata. Tapa dura: 15 días.
  • Precio especial para nuestros socios: Tapa blanda: 25€. Tapa dura: 42€.

 


Hasday, el hagib del califa

Repaso breve a los avatares dPulsar para acceder al resumen del libroel pueblo judío, hasta el momento histórico en que Sefarad se convierte en el anhelo más profundo de todos los judíos de la Diáspora.

El libro Intenta una aproximación a aquella edad, de una forma sencilla y somera, rigurosa, aunque breve y nada academicista, pues no es el objeto principal del mismo.

Lo realmente hermoso es la pequeña biografía novelada de Hasday. De Abu Yusuf Hasday ben Isaac ibn Schaprut, aquel judío español que fuera hagib canciller y chambelán) de Abd al Rahmán III, fundador del extraordinario califato de Qurtuba (Córdoba), una ciudad que en poco más de cien años (850-976) reunió en torno a sí, y puso a disposición del mundo cristiano de Occidente todo el saber reunido hasta entonces, gracias a la imponderable labor llevada a cabo por el emir Abd al Rhamán II primero, Hasday después, y el príncipe Al Hakem, un hombre preso de un amor desmedido por la cultura.

El Califa Al Hakem II creó una inmensa biblioteca desde sus tiempos de príncipe, donde funcionaba un extraordinario taller de copistas, encuadernadores y miniaturistas. Con la ayuda de Hasday, mandó agentes para ojear y comprar libros en El Cairo, Bagdad, Damasco y Alejandría; y desde la biblioteca, subvencionaba a escritores y estudiosos de Al-Andalus y de todo el mundo.

Hablaremos también, cómo no, de Abd al Rhamán III, una personalidad venerada en el mundo islámico siempre que se pronuncia la palabra “Al-Andalus”, el “paraíso sobre la tierra” que durante más de tres siglos (716-1031) constituyó el “sueño dorado de la Historia Universal”. Un andalusí universal, y la más preeminente figura histórica de Al-Andalus.

  • Título: Hasday, el Hagib del califa
  • Autor: Raúl Romero Bartolomé
  • ISBN: 978-84-98218-23-7
  • Editorial: Vision Libros,
  • Páginas: 296
  • Precio: 18. Gastos de envío: 4€. Plazo de entrega: inmediata.
  • Precio especial para nuestros socios: 15€.

Publicado en Libros
Jueves, 02 de Junio de 2011 14:53

Cueva Santa de Liébana

Agradecimiento: A nuestro colaborador Javier Pelaz Beci, socio de 4AeS, que nos ha proporcionado gran parte de la información y las fotografías que se utilizan es esta ficha.

DESCRIPCIÓN: Ermita semirupestre, construida en una cueva cerrada en uno de los costados mediante sillares. Consta de dos plantas, se supone que la inferior era la celda del monje, desde la que, mediante una rampa, se accede a la capilla en la planta superior, de forma rectangular. 

Cueva Santa. Plano de accesso, pulsar para ampliar.

LOCALIZACION: Situada en las proximidades del Monasterio de Santo Torribio de Liébana, en la ladera norte del monte de la Viorna, término municipal de Camaleño, comarca de Liébana, provincia de Cantabria.
Coordenadas GPS:
N-43,150037 W-34,654053.

DATACION: Según García Guinea “el aspecto de Cueva Santa nos lleva a considerarle prerrománico, del siglo IX o X, por ciertas concomitancias con el estilo astur, tan próximo, en el espacio y relacionado política, religiosa y económicamente en el tiempo”

ENTORNO  HISTÖRICO:

La Liébana -territorio Libanensis  antiguo y apéndice importante de la Asturias de Santillana- es una de las comarcas cántabras con más historia secular. En el siglo VIII fue foco cultural que brilló con luz propia por lCueva Santa de ieébanaa presencia de magnates, monjes y clérigos que, ante la expansión del invasor musulmán por todo el territorio peninsular, buscaron refugio en este valle protegido por imponentes límites naturales como son los Picos de Europa, la Montaña Palentina y el cordal de Peña Sagra; y bendecido por un microclima mediterráneo que consigue que sus tierras sean un completo vergel.

A principios de la Reconquista se construyeron por toda la comarca, regada principalmente por el río Deva, una pléyade de monasterios sobresaliendo de entre ellos el de San Martín de Turieno, conocido más tarde como Santo Toribio de Liébana. De éste fue prior, en las postrimerías del siglo VIII, el conocido  teólogo y polemista Beato de Liébana, autor de los Comentarios al Apocalípsis, obra sin par durante todo el Medievo y, en la actualidad, de resonancia mundial al incluir en todas las copias caligráficas que se hicieron en los scriptorium monacales de la obra primigenia estampas conocidas con el sobrenombre de “Beatos”.

En torno al monasterio surgieron en aquella época de tanto fervor religioso numerosos oratorios, ermitas o capillas que los propios monjes erigieron para estar en completa soledad en su recogimiento espiritual. Al correr de los siglos estas edificaciones personales se convirtieron en ermitas bajo la advocación de un santo del que posiblemente  guardasen reliquias. De esta manera la ladera norte del monte de la Viorna –de numínica pasó a ser cristianizada- se ubicaron la mayoría de los enclaves religiosos, convirtiéndose en adelante en un lugar de peregrinación para los lebaniegos.

De todas aquellas edificacionEstructura de la Cueva Santa es destaca por su antigüedad la conocida Cueva Santa elegida como lugar de retiro cenobítico del monje Santo Toribio, fundador, en el siglo VI, del monasterio de San Martín de Turieno, que a partir de la duodécima centuria llevó el nombre del fundador. Según una tradición recogida en 1601 por el monje, Prudencio de Sandoval, señala lo siguiente: “queriendo pelear con el enemigo a solas, subiose a lo alto del monte y en parte muy escondida del labró una pequeña ermita, donde con mucha abstinencia, disciplina, continua oración y lágrimas llegó a tener tanta perfección que alcanzó de Dios singulares favores … “ Otra tradición muy arraigada ente los lugareños refiere que el santo no sabiendo dónde construir el cenobio subió a lo más alto de la Viorna y arrojó su báculo al abismo diciendo: “Donde caiga mi cayada, allí será mi morada”. Dicho y hecho. No confundir este santo, que fue obispo de Palencia, con otro Toribio, el de Astorga, que también fue santo. Éste fue enviado por el Papa, San León I, a Jerusalén. A su regreso vino cargado de importantes reliquias, entre ellas un trozo del brazo izquierdo de la Cruz de Cristo, el Lignum Crucis. Ante el peligro que suponía las razzias de los musulmanes a la ciudad de Astorga la trajeron a este recóndito lugar de la comarca lebaniega  donde ha sido conservada hasta hoy en el monasterio citado.

Descripción

Cueva Santa se halla situada hacia la mitad de la vertiente norte del monte de la Viorna. Es un edificio humilde que aprovecha en parte un pequeña gruta natural. Consta de dos plantas. La entrada a la primera se realiza por medio de una tosca puerta de arco de medio punto de cuatro dovelas. En algunas de éstas se perciben varios signos: una cruz pometeada,  triángulos y montañas. El arco apea sobre cimacios rústicos sostenidos por jambas monolíticas. El habitáculo, destinado a celda, es de forma rectangular con una pared formada por la propia roca y la otra de sillares sin devastar, menos los esquinales, que están trabajados. En el muro opuesto de la entrada eCuevva Santa: "Celda del monje".xiste una ventanita rectangular a modo de “ojo de cerradura” enmarcada con piedra porosa.  Unas grandes lajas cubren el techo dándole un aspecto megalítico. A la planta superior se accede por medio de una rampa. Parece ser que fue destinada a capilla. En la actualidad sólo queda el casar, aunque en los trabajos de adecentamiento  que se realizaron en el edificio en 1991 se descubrieron varios sillares que podrían haber pertenecido al iconostasio.

Según García Guinea “el aspecto de Cueva Santa nos lleva a considerarle prerrománico, del siglo IX o X, por ciertas concomitancias con el estilo astur, tan próximo, en el espacio y relacionado política, religiosa y económicamente en el tiempo”

OTROS DATOS DE INTERES:

-ACCESO: Partiendo de Potes en dirección a Fuente-De, kilómetro 1, está la desviación al monasterio de Santo Toribio. Por el lado oeste del monasterio se inicia una pista de tierra que conduce a la ermita de Santa Catalina.  A unos 500 m., hay una bifurcación con una señalización que nos indica la dirección de Cueva Santa equidistante 1,5 km. El recorrido sólo se puede realizar a pie y es un paseo por un terreno con algún que otro desnivel.

-Bibliografía:

“El monasterio de Santo Toribio de Liébana”. García Guinea, M.A. Editorial “Everest”

“El Románico en Cantabria”. García Guinea, M.A. Editorial “ESTVDIO”. Santander 1991, pp 145-152.

“Caminar por Liébana”. García Palomo, A. Editorial “ESTVUDIO”. Santander 1995, pp 77-80.

“Ermitas del monasterio de Santo Toribio”. Campuzano Ruiz, E. y Bohígas Roldán, R. “La Revista de Cantabria” (Enero-Marzo 2007). Publicada por “Caja Cantabria”.

Publicado en Provincia de Cantabria